RealHost: pensionenlogrono.com.es Pensión Daniel

Pensión Daniel

Apartamentos

Apartamentos

En nuestra pensión disponemos de dos modalidades de apartamento, con capacidad para 9 y 11 personas respectivamente, una opción ideal para aquellos grupos de amigos que quieran disfrutar de la ciudad y su entorno.Estamos en una situación privilegiada, contamos con la mejor zona de tapas y bares en las inmediaciones de nuestro alojamiento, donde podrás disfrutar de todas las ventajas culinarias que te proporciona Logroño.

Nuestros apartamentos están totalmente reformados y disponen de todas las comodidades para que nuestros huéspedes disfruten al máximo su estancia.

Cada uno de los apartamentos dispone de dos baños y no cuentan con cocina propia.Estos apartamentos son ideales para aquellos huéspedes que viajan en grupo, pudiendo descubrir la ciudad de Logroño y sus alrededores a un precio muy asequible con la comodidad que ofrecen nuestras reformadas instalaciones.

Habitaciones

Habitaciones

En Pensión Daniel contamos con habitaciones individuales, dobles y triples en función de las diferentes necesidades de nuestros inquilinos. Todas nuestras habitaciones han sido reformadas, haciendo que nuestro alojamiento disponga de unas modernas instalaciones con unos precios muy asequibles.Estas características, además de la situación privilegiada, hacen que nuestras habitaciones sean unas de las más demandados en la ciudad de Logroño. No pierdas la oportunidad que te ofrece Pensión Daniel para alojarte.

Si tienes pensado visitar la ciudad, durante una estancia larga, puedes solicitar sobre nuestras tarifas especiales ya que disponemos de grandes ofertas.Nuestras habitaciones están equipadas con televisión, lavabo y todas las comodidades para que te sientas como en casa.

Nuestro objetivo es que la estancia en nuestras instalaciones sea lo más positiva posible para que te puedas centrar en tu visita a unas de las ciudades más emblemáticas de La Rioja.

Peregrinos

Peregrinos

La Pensión Daniel es un lugar ideal para acoger a los peregrinos que visitan nuestra ciudad, en su recorrido por la Ruta Jacobea. Nosotros les orientamos sobre los lugares que pueden visitar y dónde comer las principales especialidades de nuestra gastronomía.Además, te ofreceremos todas las comodidades para que asegures tu descanso y puedas continuar tu marchar hacia Santiago con la mayor de las sonrisas y el mejor ánimo.La ciudad de Logroño siempre, y legendariamente, ha estado vinculada al Camino de Santiago. El casco antiguo cuenta con diversas influencias de este y presenta una perfecta simbiosis entre la modernidad y la antigüedad.La visita a la ciudad la podemos iniciar en el Paseo del Espolón, un amplio espacio ajardinado en donde destaca la estatua ecuestre del general Espartero. Aquí se situaría la frontera entre la ciudad moderna de largas avenidas y el barrio antiguo. Pasando a este último nos acercaríamos a la Plaza del Mercado, donde se levanta la figura de la Concatedral de Santa María de la Redonda, erigida en el siglo XV. Destacamos de ella su grandiosa fachada, escoltada por dos esbeltas torres casi gemelas.Junto a la catedral, en la calle Portales, se halla la casa de los Chapiteles.

Al otro lado del templo catedralicio, se levanta la Iglesia de San Bartolomé, del siglo XIII. Si seguimos un poco más allá nos encontraremos con la Iglesia de Santa María del Palacio, con una hermosa torre octogonal, y un retablo en su interior grandioso, obra del artista flamenco Arnaut de Bruselas.Desde allí queremos que os acerquéis a la Ruavieja y Barriocepo, que recorren la zona del casco antiguo en lo que se denomina la ruta jacobea. El ambiente es casi idéntico al de hace siglos. Allí se alza la Iglesia de Santiago, del siglo XVI, con una inmensa imagen de Santiago.

La calle de Barriocepo lleva hasta El Revellín, un lienzo de la antigua muralla en el que se abre una puerta de la época de Carlos I.En el Palacio de Espartero se halla el Museo de La Rioja, lugar donde vivió y murió el general. Desde allí pasaremos a la ciudad moderna de Logroño, abierta a partir del siglo XIX, desde las antiguas murallas. Desde entonces se han ido construyendo espaciosas avenidas, que albergan el Teatro Bretón de los Herreros o la Plaza de Abastos.La Plaza del Mercado sigue acogiendo a numerosos visitantes que se acercan hasta su esencia, sus terrazas y tascas, los talleres artesanos y los cafés tradicionales. De allí os recomendamos las calles Laurel y San Juan, donde se reúnen los mejores mesones para el chiquiteo, y la calle Bretón de los Herreros, con un buen número de cafés originales.